El funcionario que denunció al director del GITPA trató después de ocupar su puesto

4245

Héctor García Hevia, el técnico interino del servicio de Telecomunicaciones del Principado, se presentó al proceso de selección para dirigir el GITPA en cuanto el anterior director fue destituido a causa de su denuncia.

García Hevia también había denunciado en 2012 a D. José María García Pérez, funcionario que entonces era su jefe, (Autos 4209/2012 del Juzgado Nº 2 de Oviedo) tratando de implicarlo sin éxito en el conocido como “Caso Marea” para, como así ocurrió más tarde, cuando D. José María se jubiló, asumir sus funciones y así tener visibilidad e interlocución con GITPA.

García Hevia fue quien preparó el informe que dio lugar al “Caso GITPA”, sembrando importantes dudas sobre la troncal de occidente y señalando incluso que podrían existir delitos penales en la gestión. Sin ninguna comprobación de lo que él y Cigarría (politóloga) incluyeron en el informe, y sin ninguna investigación adicional, la secretaría general técnica remitió el asunto a la fiscalía.

Ello provocó el cese del entonces director de la entidad, y abrió un proceso de selección al que García Hevia se presentó pese a no contar con experiencia alguna en dirección de despliegue de redes de fibra, por lo que fue descartado. Sin embargo García Hevia mostró su malestar tras conocer la elección de otro candidato como nuevo director, alegando que el elegido “no es ingeniero de telecomunicación”, necesidad ésta que había sido rebajada en los requisitos que el Principado marcó para el puesto.

Es de significar que Sr. García Hevia se negó inicialmente a responder la pregunta del Letrado de uno de los ex-directores sobre si se había presentado al puesto, siendo preciso que la Juez instructora le recordase su obligación a contestar a la pregunta formulada sobre su interés personal. De lo explicado en este párrafo quedó constancia en la grabación de su declaración, y la declaración figura de la siguiente forma:

Extracto de la declaraci
Extracto de la declaración de García Hevia ante el juez el pasado 30 de junio de 2016

Hay que señalar que el trabajo de García Hevia en el servicio de telecomunicaciones del Principado podría quedar muy vacío de contenido si finalmente la gestión de los repetidores de TDT pasara también al GITPA como marca la Ley, lo que podría haber motivado este interés del técnico en tomar control del GITPA.

¿Por qué implicar al segundo director de GITPA en la denuncia si la troncal de occidente fue construida íntegramente bajo la dirección del primero?

La voluntad reconocida de García Hevia de ocupar la dirección general del GITPA, obteniendo un rédito personal del desprestigio judicial y mediático del Director General de GIPTA a causa de su denuncia, pone en cuestión la credibilidad de todas sus actuaciones en este caso. El implicarlo en base a unas presuntas falsas certificaciones que nunca existieron es una evidencia de que uno de sus objetivos era precisamente crear una vacante en la Dirección General de GITPA para postularse al puesto.

Las actuaciones y motivaciones de una denuncia insostenible parecen cada vez más evidentes. En Asturleaks seguiremos ofreciendo documentos sobre el caso GITPA.